Taller de relacions sexo afectives

 

OBJECTIU: Taller pensat per fer instrospecció, reflexionar i debatre sobre les relacions de caire sexo-afectiu.

FONT: AEiG Cavall Bernat.

ACTIVITAT:

Quines vivències hem tingut respecte les relacions sexo-afectives? Quins models de relació existeixen? Què entenem per una relació tòxica?

El taller consta de dues parts. El material necessari per realitzar l’activitat serà:

-Fulls blancs.

-Colors i llapis.

-Articles impresos.

 

PART 1
Dibuixant relacions sexo afectives importants.

Aquesta primera part busca fer un moment de introspecció perquè els nois i noies pensin en quines han sigut les relacions (no pròpies) que els han marcat més a la seva vida i han configurat la seva visió sobre les relacions sexo-afectives, de parella o altres formats. Les seves pors, il·lusions o valors al respecte, les relacions que han sigut un model ja sigui positiu, negatiu o una barreja d’ambdues coses. Aquí podrien entrar-hi els pares, relacions d’altres familiars com avis o tiets, alguna parella d’una pel·lícula, d’una amistat…

La dinàmica consisteix en pensar en aquestes relacions i la influència que ha pogut tenir en la seva forma de viure, veure i projectar-se respecte les seves relacions presents o futures, i fer un dibuix que les representi.

El següent pas tracta de compartir amb el grup allò que s’ha pensat i dibuixat, explicant els diferents casos o allò més important del que han pensat. Si algú no vol compartir-ho no és obligatori i recomanem fer un pacte de confidencialitat amb el grup que permeti que la gent pugui comunicar-se sense por a que allò que digui sigui comentat fora de la dinàmica entre altres persones.

 

PART 2
(Re)Pensant amb el grup sobre les relacions sexo afectives.

Aquesta segona part consisteix a llegir en petit grup uns articles o produccions que tracten sobre les relacions amoroses o sobre relacions en general, que venen acompanyades d’unes preguntes per reflexionar-hi. L’objectiu és que cada grup, després del debat lliure, comuniqui de la forma que ho prefereixi al gran grup (explicació, teatre…) què explicava l’article, què comunicava sobre les relacions, què els ha semblat a ells, quins debats han tingut, possibles conclusions, reflexions, etc. Tot seguit teniu els articles que hem escollit i les preguntes que hem pensat. Nosaltres hem deixat que cadascú es posés en l’article que més els motivés i ha funcionat.

Això és tot! Esperem que us motivi el talleret i esperem que us funcioni de maravella si es que el feu. A nosaltres ens ha donat molt bon resultat ^^

Salut i molt d’amor!!

Art. 1
ANARQUÍA RELACIONAL: LA REVOLUCIÓN QUE CAMBIARÁ EL AMOR PARA SIEMPRE

Llegiu aquest article i comenteu-lo. Teniu unes preguntes per facilitar debat. Al finalitzar, penseu com comunicareu als vostres companys i companyes les idees, impressions i/o reflexions que us hagi generat la lectura i el debat 😉

Símbolo de la AR propuesto en el blog “el Bosque en el que vivo”.

Símbolo de la AR propuesto en el blog “el Bosque en el que vivo”.

Hasta hace poco hablar del ocaso de la monogamia como el único tipo de relación sexual aceptado parecía una insensatez. Ya no lo es. Y hay propuestas radicales

Hasta hace bien poco hablar del ocaso de la monogamia como el único tipo de relación sexual aceptado parecía una insensatez. El hombre y la mujer –aseguran los defensores de las relaciones tradicionales– necesitan mantener vínculos exclusivos para garantizar la continuidad de la especie, y no hay razón para que esto deje de ser así, por mucho que haya avanzado la manera en que entendemos los vínculos amorosos. Sí, las relaciones monógamas no están exentas de dificultades –cómo explicar si no que la infidelidad sea algo común y generalizado–, pero al fin y al cabo es la única forma que tenemos de relacionarnos.

Este sigue siendo hoy el discurso imperante, pero cada vez hay más personas  que piensan de forma distinta. El doctor y profesor Eric Anderson, autor de The Monogamy Gap (“La brecha de la monogamia”, Oxford Press), aseguró a El Confidencial que la monogamia no es algo natural y, aunque la mayoría de hombres y mujeres pueden convivir con ello durante mucho tiempo, lo que sustenta su existencia es un “deseo social”. “La naturaleza no ha diseñado a los hombres para ser monógamos”, aseveraba.

De un tiempo a esta parte, esta postura académica, sostenida por muchos otros investigadores, parece tener cada vez un mayor respaldo entre la población. Según recientes investigaciones, al menos el 5% de la población estadounidense –el país en el que más se ha estudiado el asunto– está inmerso en algún tipo de relación amorosa no-monógama: de mutuo acuerdo, se permite a ambas partes enamorarse y tener relaciones sexuales con otras personas.

Superando el poliamor

Por lo general este tipo de relaciones abiertas se han enmarcado en el concepto de “poliamor”, pero como apuntan los conocedores del tema, hay muchos subtipos dentro de este, y no todos son tan rupturistas.

Según se explica en una concurrida entrada del anónimo blog The Thinking Asexual (que ha sido traducida al español por el blog Demonio Blanco y tomada como referencia en la mayor comunidad espaola de activistas del poliamor, Golfxs con Principios), existen tres tipos fundamentales de relaciones poliamorosas.

1. Poliamor jerárquico

Aunque es quizá el tipo de poliamor más extendido, es el menos aceptado por los verdaderos defensores de este. En el poliamor jerárquico existe una relación romántico-sexual principal y el resto de relaciones románticas o sexuales están supeditadas a ella. La relación principal sostiene la mayor parte de carga emocional, de compromisos, de tiempo, etc; y, a menudo, la pareja principal tiene derecho de veto sobre el resto de relaciones romántico-sexuales. Las relaciones secundarias podrán sacrificarse, reducirse o sufrir perjuicio siempre que la relación principal así lo necesite.

Monógamos que mantienen una relación poliamorosa bajo normas monógamas

Las personas en una relación de poliamor jerárquico solo consideran como parte de su red las relaciones romántico-sexuales, mientras que sus amistades se encuentran en una posición inferior, al igual que en las relaciones monógamas, ya que esas mismas amistades también funcionan de manera normativa.

Para el autor de The Thinking Asexual, se trata de “monógamos que mantienen una relación poliamorosa bajo normas monógamas”.

2. Poliamor no jerárquico

Los participantes en este tipo de poliamor consideran que ninguna de sus relaciones romántico-sexuales tiene una posición privilegiada con respecto a las demás. Nadie tiene derecho de veto y nadie tiene autoridad sobre las relaciones de los miembros de la red con terceras personas. Puede existir un sentimiento amoroso parejo entre sus componentes aunque los compromisos establecidos no sean idénticos.

Por otro lado, al igual que en las relaciones poliamorosas jerárquicas, las personas posicionan sus amistades de una manera normativa; solo consideran parte de su red a las personas con las que mantienen relaciones romántico-sexuales. Sus relaciones romántico-sexuales disfrutan de una posición homogénea, pero todas, en su conjunto, ostentan un lugar privilegiado dentro de su entorno social, frente a sus relaciones no románticas o no sexuales, que carecen de él, al igual que en relaciones monógamas.

3. Anarquía relacional

El concepto de anarquía relacional (AR) es el más novedoso de todos. Fue propuesto por primera vez en 2006, por la activista y productora de videojuegos sueca Andie Nordgren. Su manifiesto Relationsanarki i 8 punkter (que más tarde la autora amplió a nueve puntos) se convirtió en uno de los textos fundamentales de los defensores del poliamor.

Según The Thinking Asexual, la principal distinción del AR respecto a otras formas de poliamor es que no hace exclusivas las relaciones románticas ni el sexo, aunque puede incorporar tanto una como ambas. De esta manera, para una anarquista relacional, tanto sus relaciones convencionales como sus relaciones íntimas y más intensas no van a reducirse a las categorías de “pareja romántica”, “sexual” o “romántico-sexual”. En definitiva, no diferencia de forma jerárquica a alguien con quien se relacione de manera romántica de alguien con quien se relacione de manera no romántica.

“No existe un número finito de posibilidades de relación dentro de una red anarcorrelacional, y, de hecho, eso es lo que configura su núcleo, el que no importe cómo conformas tu relación”, subrayan en The Thinking Asexual.

Esto no quiere decir que un anarquista relacional reniege del compromiso. Como explicó en una conferencia reciente la autora del blog El bosque en el que vivo –que responde al seudónimo de Roma– la consecuencia principal de la AR es que descentra la pareja (o parejas) como lugar o espacio privilegiado donde se concretan la crianza, la convivencia a largo plazo, integrar en la familia de origen, tener una economía compartida… Para los defensores de la AR, esas cosas pasan a no depender de un vínculo romántico-sexual, no hace falta que exista ese elemento para llevar adelante esos proyectos, pero no significa que dejen de existir.

EL MANIFIESTO DE LA ANARQUÍA RELACIONAL

El objetivo de la AR pasa por cambiar radicalmente la noción que tenemos de “amor”, y a partir de ahí, cambiar la estructura de nuestras relaciones. Según sus defensores, la AR constituye el subtipo más genuino de poliamor y el único que rompe definitivamente con las normas de la monogamia: no basta con tener muchas parejas, además estás tienen que funcionar bajo diferentes premisas. Y, según el manifiesto de la anarquía relacional, tal como fue propuesto por Nordgren –y traducido al español por Oscar Wildest–, son estas:

1. Podemos amar a muchas personas y cada relación es única

El Anarquismo Relacional cuestiona la idea de que el amor es un recurso limitado que sólo puede ser real cuando se da entre dos personas. Es posible amar a más de una persona y el amor que se siente por una no hace disminuir el amor que se puede sentir por otra. No evaluemos ni comparemos a las personas y a las relaciones. Apreciemos a cada persona y nuestra relación con ella. Una persona que está en nuestra vida no necesita ser denominada “primaria” para que el vínculo sea real. Cada relación es independiente, y conecta individuos autónomos.

2. Amor y respeto en lugar de derechos

Que una relación no se base en la adquisición de derechos sobre otra persona supone respetar la independencia y la autodeterminación de los demás. Nuestros sentimientos hacia una persona o nuestra historia conjunta no nos da derecho a darle órdenes y a controlarla para que cumpla lo que se considera “normal” en una relación. Exploremos cómo comprometernos sin pisotear los límites y creencias personales de los demás. En lugar de buscar obligaciones en cada situación, dejemos que aquellos a quienes amamos escojan los caminos que les permitan mantener intacta su propia identidad, sin dejar que esto implique una crisis para la relación. Dejar a un lado los derechos y las demandas es la única manera de estar seguros de que tenemos una relación en la que los sentimientos son  verdaderamente mutuos. El amor no es más “real” cuando las personas se comprometen simplemente porque eso es parte de lo que se espera que ocurra.

3. Encontremos nuestro conjunto básico de valores

¿Cómo deseamos ser tratados por los demás? ¿Cuáles son nuestros límites básicos y nuestras expectativas en todas las relaciones? ¿Con qué tipo de personas nos gustaría pasar la vida y cómo nos gustaría que funcionaran nuestras relaciones? Encontremos nuestro conjunto básico de valores y usémoslo para todos nuestros vínculos. No establezcamos excepciones y reglas especiales como manera de mostrar a las personas que las amamos “de verdad”.

4. El heterosexismo está por todas partes pero no dejemos que eso nos asuste

Recordemos que hay un sistema normativo muy potente en vigor que dicta qué es el amor real y cómo debemos vivir. Muchos nos cuestionarán, tanto a nosotros como a la validez de nuestras relaciones, cuando no seguimos las pautas. Esforcémonos con las personas que amamos para encontrar fórmulas que contrarresten las peores y más problemáticas de estas reglas. Eso sí, luchemos por lo que realmente queremos, no simplemente contra las normas. Encontremos sortilegios positivos que neutralicen el encantamiento colectivo de la normatividad y no dejemos que sea el miedo el que domine nuestras relaciones.

La AR suele representarse mediante el símbolo de la anarquía dentro de un corazón. (Chris Blakeley/CC))

La AR suele representarse mediante el símbolo de la anarquía dentro de un corazón. (Chris Blakeley/CC))

5. Espontaneidad en lugar de obligación

Sentirnos libres de ser espontáneos para expresarnos sin miedo de castigos o de obligaciones es lo que da vida a las relaciones basadas en el anarquismo relacional. Organicemos nuestra vida de acuerdo al deseo de conocernos y explorarnos unos a otros y no de acuerdo a obligaciones y demandas, y a decepciones cuándo éstas no son cubiertas.

6. Imaginémoslo hasta conseguirlo

A veces puede parecer que hace falta ser un superhéroe para gestionar toda la ruptura que conlleva establecer relaciones que no siguen la norma. Una estrategia útil se basa en imaginar, cuando nos sentimos seguros e inspirados, que actuamos y reaccionamos como queremos hacerlo. Podemos inferir de este comportamiento simulado unas directrices sencillas y mantenerlas y aplicarlas después, cuando nuestro estado de ánimo no es tan propicio. En cualquier caso, busquemos el apoyo de otras personas que también desafían las normas y no nos reprochemos a nosotros mismos cuando la presión de las reglas establecidas nos lleve a comportamientos que no nos gustan.

7. La confianza ayuda

Si decidimos asumir que las personas que queremos no desean hacernos daño, transitaremos un camino mucho más positivo que si nuestra aproximación es de sospecha y desconfianza, de necesidad de que la otra persona revalide constantemente que está en y por la relación. A veces hay tantas cosas sucediendo dentro de nosotros mismos que no nos queda energía remanente para mostrar nuestro cariño hacia los demás. Construyamos relaciones en las que los cambios y las retiradas sean aceptados y superados con facilidad, y en las que se ofrezcan muchas oportunidades de hablar, explicar, verse y ser responsables. Recordemos nuestros valores básicos y acordémonos de cuidarnos mucho a nosotros mismos también.

8. Cambiemos a través de la comunicación

En la mayoría de las actividades humanas hay algún tipo de norma preexistente que dicta cómo deben funcionar las cosas. Si queremos desviarnos de este patrón necesitamos comunicarnos. De otro modo, todo tiende a acabar siguiendo la pauta, dado que los demás se van a comportar de acuerdo a ella. La comunicación y las acciones conjuntas en pos del cambio constituyen la única forma de desvincularse de esta situación. Las relaciones radicales deben tener como eje central la conversación y la comunicación, no como un estado de emergencia que sólo asoma cuando hay “problemas”. Comuniquémonos en un contexto de confianza. Estamos tan acostumbrados a que las personas nunca digan lo que realmente piensan o sienten, que hemos de leer entre líneas y extrapolar para averiguar lo que realmente quieren decir. Pero estas interpretaciones sólo se pueden construir basándose en experiencias previas, usualmente basadas precisamente en las normas de cuyo control quieres escapar. ¡Preguntémonos cosas, y seamos explícitos!

9. Diseñemos los compromisos a nuestra medida

La vida no tendría mucho sentido si no nos unimos a otras personas para conseguir cosas, como construir una vida en común, un hogar, criar niños o crecer juntos en lo bueno y en lo malo. Estos proyectos necesitan normalmente de mucha confianza y compromiso entre las personas. El Anarquismo Relacional no se basa en el rechazo al compromiso sino en que seamos nosotros mismos y quienes nos rodean los que diseñemos los compromisos, liberándonos de las normas que dictan que ciertos tipos de compromiso son ineludibles para que el amor sea real, o que ciertos proyectos como criar niños o convivir han de corresponderse con determinadas conductas y sentimientos. ¡Partamos de cero y seamos explícitos sobre qué tipo de compromisos queremos con los demás!

Autor:  Miguel Ayuso

Font: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-12-18/mas-alla-del-poliamor-la-anarquia-relacional-proclama-el-fin-de-la-monogamia_582033/

PREGUNTES PER A GENERAR DEBAT:

– Quines avantatges i inconvenients trobes a aquesta visió en la configuració i gestió de les relacions?

– Per com ets, quines dificultats o facilitats creus que trobaries si volguessis ser anarquista relacional?

– Per com és el teu entorn, quines dificultats o facilitats creus que trobaries si volguessis ser anarquista relacional?

 

Article 2
LES RELACIONS TÒXIQUES

Llegiu aquest article i comenteu-lo. Teniu unes preguntes per facilitar debat. Al finalitzar, penseu com comunicareu als vostres companys i companyes les idees, impressions i/o reflexions que us hagi generat la lectura i el debat 😉

Tots nosaltres segur que hem passat algun cop per una relació tòxica o coneixem algun familiar o amic que l’ha viscut o l’està vivint. Si la persona s’hi troba immersa és molt complicat que ens escolti, que ens faci cas o que ens entengui, hem d’intentar no enfrontar-nos perquè sinó ens distanciarem. És paradoxal però quan ens trobem en una relació destructiva costa molt sortir-ne, són les més addictives.

Socialment ens falta molta informació, no ens ensenyen a manejar les emocions, a identificar els tipus de relacions i fins i tot el cinema contribueix a fer-nos dubtar ja que les línies són molt fines. El pas de tenir un admirador a tenir un acusador no és molt gran, així com deixar-ho tot per algú o perdre’t a tu mateix per algú.

Per tant, què és una relació tòxica? Son aquelles relacions en las que en comptes d’estar a gust ens fan sentir malament, ens acabem perdent com a persones i acceptem estils de vida o conductes de l’altre que mai haguéssim permès. Típicament són les relacions amb una persona dominant, on hi ha problemes de comunicació amb manipulacions, xantatges, mentides… Cada relació és un món però sí que hi ha 8 tipus típics i clàssic de relacions que les podem etiquetar com a tòxiques:

1.- Les relacions en las que només una part de la relació te pes. Que només un membre porta la relació i decideix per tots dos. Sí que és cert que per alguns perfils de personalitat va perfecte, et posa les coses fàcils però el problema apareix quan no és opcional, quan l’altre decideix la teva vida. En aquests casos es perd l’autonomia, la independència, l’autoconfiança, i l’autoestima.

2.- Les relacions que tenen com a objectiu omplir-te. Una relació no ha de servir-nos per suplir les nostres carències personals, ja que si així és acabarem en la dependència emocional, podem arribar a acceptar el que sigui per tal d’estar al costat d’una persona. En aquests casos no es toleren els espais personals.

3.- Les relacions co-dependents. Són semblants a les primeres, però en aquest cas els dos membres són passius i dependents, perden la seva individualitat necessitat l’aprovació de l’altre per qualsevol tema, prioritzen les necessitats del altre per sobre les pròpies.

4.- Les relacions basades en expectatives idealitzades. No és sa intentar canviar a la nostra parella ni esperar d’ella tot el que desitgem. Mai ningú actuarà com nosaltres esperem. Per tant, viure en una relació por “com esperem que sigui” en comptes de com és porta frustració, patiment i tristesa.

5.- Les relacions basades en mentides contínues. L’omissió també és una mentida, és amagar una informació i si hem decidit compartir la nostra vida amb algú ha de ser des de la confiança mútua. Amagar informació l’únic que farà és debilitar la relació.

6.- Les relacions en las que el perdó no existeix. Si estem en una relació en que l’altre no ens mostra intenció de millorar la relació i de afrontar els problemes existents amb autocrítica és complicat que puguem ser feliços.

7.- Les relacions amb xantatge emocional. Es tracta d’aplicar un càstig emocional a l’altre quan no fa allò que nosaltres volem o esperàvem. Tot es pot dir, es pot demanar, però sempre des d’una comunicació sana i sense atacs.

8.- Les relacions que queden en un segon pla. Si sentim que la nostra parella sempre ens manté en segona posició, que mai ens prioritza, que ens fa sentir que no vol dedicar-li esforç ni temps el millor és deixar de perdre el nostre i separar-nos.

Ja és complicat tenir una relació de parella actualment com per a sobre patir injustificadament. Sempre dic que si un o l’altre tenen comportaments negatius però hi ha intenció de canviar-los i es demana ajuda, tenint en compte que hi hagin resultats a curt o mitjà termini, podem seguir lluitant per la relació. Però si no és així, no te sentit seguir esperant el miracle.

Autora: Nuria Jorba

Font: http://www.nuriajorba.com/cat/index.php/blog2/120-les-relacions-t%C3%B2xiques.html

PREGUNTES PER A GENERAR DEBAT:

– Creieu que hi ha relacions tòxiques o persones tòxiques?

– Una relació tòxica afecta a la teva resta de relacions? Creus que la toxicitat es contagia? Com?

– Quins d’aquests tipus de relació tòxica et fa més por de viure?

– A quins d’aquests tipus de relació creus que pots ser més propens/a a viure?

 

Art 3
EL CONTRACTE DE L’AMOR

Llegiu aquest contracte i comenteu-lo. Teniu unes preguntes per facilitar debat. Al finalitzar, penseu com comunicareu als vostres companys i companyes les idees, impressions i/o reflexions que us hagi generat la lectura i el debat 😉

Declaraciones

De “La emparejada”:

  1. Tiene la facultad mental para firmar el presente contrato siendo mayor de edad y que formalmente declara bajo protesta decir la verdad.

  2. Que su interés incluye una relación de pareja con “EL EMPAREJADO” con sus respectivos derechos y obligaciones.

  3. Que para efectos del presente contrato señala como domicilio ___________, con el teléfono____________.

  4. No tener una relación de este tipo ni de ningún tipo carnal, amoroso, romántico, sexoso, físico o sentimental, ni planea tener una a futuro con alguien fuera del presente contrato. En todo el planeta y galaxia conurbada.

  5. No haber mentido en todo lo que ofreció, declaró y prometió en toda la época previa a la firma de este contrato

De “El emparejado”:

  1. Tiene la facultad mental para firmar el presente contrato siendo mayor de edad y que formalmente declara bajo protesta decir la verdad.

  2. Que su interés incluye una relación de pareja con “LA EMPAREJADA” con sus respectivos derechos y obligaciones.

  3. No tener una relación de este tipo ni de ningún tipo carnal, amoroso, romántico, sexoso, ni físico ni sentimental, ni planea tener una a futuro con alguien fuera del presente contrato. En todo el planeta y galaxia conurbada.

  4. Que su domicilio legal se encuentra ubicado en______________________

  5. No haber mentido en todo lo que ofreció y prometió en toda la época previa a la firma de este contrato.

Cláusulas

Primera. “LA PAREJA” se compromete a definirse como novios entre ellos, en público y en redes sociales existentes o por existir. Se comprometen a tratarse como novios amorosos por la duración de este contrato, lo que implica tratarse con respeto, con amor, sin violencia, dedicando tiempo, dinero y esfuerzo e invirtiendo todo lo necesario en hacer que esta relación funcione física, mental y espiritualmente de una forma positiva y creciente.

Segunda. “LA PAREJA” se compromete a arreglar cualquier enojo, diferencia de opiniones, molestia, incomodidad de la otra persona, lo más rápido posible y de la mejor forma.

Tercera. “LA EMPAREJADA” se compromete a leer el instructivo de “EL EMPAREJADO” para saber como tratarlo, entenderlo, ayudarle, y hacerlo feliz lo más posible.

Cuarta. “EL EMPAREJADO” se compromete a leer el instructivo de “LA EMPAREJADA” para saber como tratarla, entenderla, ayudarla, y hacerla feliz lo más posible.

Quinta. “LA PAREJA” se compromete a evitar todo tipo de molestias, enojos, y a jamás llegar a VIOLENCIA. “LA PAREJA” define como violencia lo siguiente: Maltratos, faltas de respeto, groserías, golpes, jaloneos, violencia psicológica, burlas, insultos, plantones, violencia física, y básicamente cualquier cosa que haga sentir de una forma negativa al otro humano.

Sexta. Si “EL EMPAREJADO” es el afectado, el mismo determinará las medidas a tomar cuando la otra parte incumpla la quinta cláusula.

Séptima. Si “ LA EMPAREJADA” es la afectada ella misma determinará las medidas a tomar cuando la otra parte incumpla la quinta cláusula.

Octava. “EL EMPAREJADO” se compromete a ser extra comprensivo, paciente y apapachador los días del mes que “LA EMPAREJADA” se ve afectada por el pago de su mensualidad genética, en caso de desequilibrio hormonal o embarazo.

Novena. “LA EMPAREJADA” se compromete a darle acceso ilimitado a las siguientes partes de su anatomía a “EL EMPAREJADO”

1.Boca

2.Manos

3.Espalda

4.Cuello

5.______

6.______

7.______

8.______

9.______

Décima “EL EMPAREJADO” se compromete a darle acceso ilimitado a la “EMPAREJADA” a toda su epidermis y anatomía excepto:

  1. Zonas de salida de elementos tóxicos

Décima primera: Ambas partes convienen expresamente en que si decidieran de común acuerdo terminar la relación, se darán buenas explicaciones, se hará en paz y sin discutir ni gritar y se avisará con tiempo por compromisos previamente establecidos.

Décima segunda: Ambas partes se comprometen como obligaciones y derechos del presente contrato a ofrecer y recibir los siguientes:

  • Fidelidad (monogámica) con respecto al físico de cada persona de “LA PAREJA”. Esto implica que no se puede tocar con ninguna parte del cuerpo, besar, abrazar ni tener sexo con otra persona. También implica fidelidad mental y cibernética: O sea no se puede coquetear, salir, convivir, conversar (fuera de contextos normales como trabajo, familia y amistad) con otros individuos e individuas. Esto aplica en toa red social, servicio de chat, mensajes de texto, llamadas, videollamadas, en persona, etc

  • Honestidad (excepto cuando “LA EMPAREJADA” pregunte acerca de su físico y no sea prudente la honestidad, o “EL EMPAREJADO” pregunte acerca de su tamaño o desempeño sexual y estos no sean exactamente material para ponografía)

  • Detallismo. Dícese de ser detallista y regalar cosas, recordar fechas, organizar planes, viajes, momentos, etc personalizados a los gustos de la otra persona.

  • Amorosidad: Se refiere a demostrar con actos y no solo con palabras los sentimientos que tengan el uno por el otro con flores, regalos, cenas, comidas, viajes, cartas, mensajes, mails, posts, y tiempo de calidad juntos.

  • Uso correcto de redes sociales. No andar ligoteando, dando likes a personas no gratas para el otro 50% de la pareja, y darle su lugar a ese mismo 50%. poner la relación en el status, subir fotos juntos de vez en cuando, etc

  • No celar a la otra persona, de ninguna formam y no hacer cosas que puedan generar esta sensación en la contraparte.

  • Trato respetuoso amable y cordial a los amigos, familiares, mascotas, hijos, ex novios, ex novias, empleados, socios, jefes y gente por venir al planeta de “LA PAREJA”

  • Visión a futuro del crecimiento de la pareja y poder pasar al siguiente contrato (matrimonial) en un máximo de ______ años.

  • Comprensión en la velocidad de respuesta de chats y llamadas.

  • Apoyo, compañía y apapacho en momentos difíciles

  • Dejar solo a la otra persona cuando esta lo requiera.

  • Presencia en el 75% de los eventos familiares mensuales.

  • Presencia en el 100% de bodas de amigos y familiares.

  • Derecho a una noche con amig@s sin pareja cada quincena (dos con buen comportamiento)

  • Sexo 8 veces al mes (mínimo)

  • Comunicación pronta y clara de todo aquello que uno de los dos pueda sentir, oír, leer, malinterpretar, enterarse de, o cada cosa que estén sintiendo que de alguna manera pudiera afectar este contrato.

  • Cada quién debe tener y respetar espacios separados, así como no basar su vida ni su felicidad en la existencia, acciones o actividades de la pareja.

  • Ser una persona trabajadora, con ambición y ganas de mejorar. Siempre luchar e ir hacia adelante, aún en momentos complicados.

  • No tener adicciones, enfermedades contagiosas, crónicas o degenerativas, problemas psicológicos o un pasado que no haya sido hablado y que vaya a aparecer en unos años en la puerta en su bicicleta.

  • No pertenecer a cultos, sectas o religiones evangelizadoras clavadas e intensas y respetar las creencias espirituales del otro humano.

Décima tercera. Para la interpretación y cumplimiento del presente contrato, así como para todo aquello que no esté expresamente estipulado en él, las partes se someten a la legislación vigente del cerebro de Leopi y a la jurisdicción de los Tribunales del Distrito Judicial de casa de Leopi, por lo tanto, las partes renuncian al fuero que pudiera corresponderles por razón de su domicilio presente, futuro o por cualquier otra causa, y en caso de dudas tendrán que acudir a Leopi

Autora: Martha Debayle

Font: http://www.marthadebayle.com/v2/radio/contrato-del-amor/

PREGUNTES PER A GENERAR DEBAT:

– Quina idea de relació defensa aquest contracte? Pots pensar adjectius que la defineixin.

– Quines d’aquestes declaracions i clàusules us agraden i quines no? Quines us generen contradiccions o dubtes?

– Com seria el vostre o els vostres contractes emocionals?

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *